viernes, 4 de enero de 2013

El noviazgo


¿PORQUE EL NOVIAZGO?

¿CON QUIEN Y CUANDO DEBO CASARME?
Se cuenta la historia de un hermitaño que vivía solo en una cueva con su hijo de 15 años. El hijo nunca había conocido al pueblo mas cercano ni tampoco había visto a otra gente. Pero para celebrar sus 15 años su padre decidió llevarlo al pueblo para que lo conociera y para comprarle un regalo. Salieron desde la mañana y llegaron primero a la talarbarteria donde su papá le enseñó una montura. Después le llevó a la tienda de artículos deportivos y le enseñó los mejores cuchillos para la cacería.
Mientras caminaban en la calle, encontraron a una muchacha como de 15 años; el joven preguntó a su padre, "¿Qué es eso?" Su padre, tomado por sorpresa, no sabía qué contestarle, porque no quería que su hijo se interesara en una chica todavía. Entonces, rápidamente le dijo, "Es un ganso, mi hijo", y seguían caminando y viendo en las tiendas. Durante el transcurso del día el muchacho conoció perros finos, rifles y pistolas. AI fin del día el papá volteó al joven y le preguntó, "Bueno, mi hijo te he enseñado muchas cosas hoy, esto; dispuesto a comprarte lo que más te gusta Dime ¿cuál has escogido?"
Sin titubear ni por un momento, el muchacho le contestó, "Papá, cómprame un ganso".La atracción sexual entre un joven y una señorita es tan antigua como el mundo mismo y se originó en la mente de Dios. Fue Dios quien dijo, "No es bueno que e/ hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él". Después de formar a la mujer del mismo cuerpo de Adán, entonces Dios la trajo al hombre para que se gozaran juntos en una relación matrimonial plena. El pecado original no fue el sexo, fue su desobediencia al mandamiento de no comer del árbol. E! sexo fue creación de Dios para bendecir a la humanidad.
Tu sexualidad, joven, es un don divino, pero es un don tan delicado que te puede traer gran felicidad o te puede destruir.
Según un estudio de la revista Teenage (Juventud), 99% de los jóvenes dijeron que las relaciones sexuales antes del matrimonio es el problema número uno que enfrenta la juventud hoy en día.
Vivimos en un mundo promiscuo. El mensaje de la música moderna, de la televisión, revistas, películas, de los compañeros de la escuela y por todos lados es: "Si te sientes bien, hazlo"; o "todo el mundo lo está haciendo".
Una muchacha cristiana escribió, "Estoy cansada de oír en la televisión o leer en cualquier revista que abro:'Cuídate en tu vida sexual, señorita, procura usar anticonceptivos para evitar enfermedades o embarazos no deseados'. ¿Por qué no nos aconsejan mejor guardar el sexo para el matrimonio?"
Estoy convencido de que hay miles y miles de jóvenes cristianos, como esta señorita, que desean consejos sanos, consejos basados sobre la Palabra de Dios, y quieren que alguien les hable bien claro y directo. Por eso, estoy escribiendo este librito.
Tengo más de 30 años de estar felizmente casado y muchos años de ser un líder espiritual, observando y aconsejando a personas que están sufriendo las consecuencias de no tener su sexualidad bajo control.
¿POR QUE EL NOVIAZGO?
Muchas personas se casan y después de poco tiempo dicen, "Pues, yo no conozco a mí pareja". Entonces ¿de qué servio el noviazgo? ¿De qué platicaron? ¿Nada más? ¡Qué chula!"; "Te adoro"; "Eres muy guapo"...etc.?
El noviazgo debe ser un tiempo para conocerse el uno al otro en un nivel mental, emocional y espiritual, pero sin llegar al nivel físico. Es un tiempo para ser amigos, para aprender a hablar, para compartir ideas, sueños y metas, para orar juntos. Pero ten mucho cuidado con los besos y caricias porque esto puede reducir tu relación a algo únicamente físico e impedir que se desarrolle en las otras áreas.
El matrimonio basado sobre pasión en vez de amor no durará, o será un "infierno en la tierra". En el área del sexo somos hechos de tal manera que si tenemos una probadita, queremos más. Un poco de acariciar el lunes, el martes queremos más, y el miércoles aun más.
El sexo es como un fuego. No es posible Jugar con fuego y no quemarse. El fuego dentro de la chimenea es maravilloso, porque da calor a toda la casa, pero sacándolo de allí, es capaz de destruir toda la casa. El sexo dentro del matrimonio es bello y maravilloso, pero fuera de allí, destruye vidas.
Yo no creo en los noviazgos ni muy cortos ni muy largos. Debe ser lo suficiente largo como para conocerse bien, pero no demasiado largo para que la tentación sexual sea un problema grande. Creo que entre un año y dos años es suficiente. Después de mucho tiempo la pareja tiene todo, menos el sexo y ¡qué frustración y tentación!
Hay un dicho: "el amor es ciego, pero el matrimonio abre los ojos". Joven, abre tus ojos ahorita, y no después, para conocer las debilidades de la otra persona. ¿Son cosas que te molestan mucho ahora? Si así es, te molestarán aun más después de la boda.
Y no pienses, señorita, '"Yo lo cambiaré" porque probablemente él no cambiará, a menos que Dios lo haga. La mujer que asume la "tarea" de cambiar a su marido por medio de "consejos" o manipulación, llegará a ser una esposa "machacadora" o "mortificadora" y su hogar se tornará en un lugar de pleitos y odio.
Si algún joven me dijera, "Pero no podemos casarnos sino hasta dentro de seis años, porque tengo que terminar mis estudios y establecerme primero en un trabajo", yo le daría este consejo: no sean novios todavía, sean amigos. Salgan a pasear y a platicar en grupos con otros jóvenes cristianos. Si esta chica es la persona que Dios tiene escogida para tí, ella te esperará, y si no es, no la quieras de manera alguna.
¿CON QUIEN Y CUANDO DEBO CASARME?
Tú, joven cristiano, no tienes el derecho de casarte con nadie que no sea cristiana. Dios dice, "No os unáis en yugo desigual con los incrédulos".
(2 Co. 6:14) Ni tengas una novia no cristiana, porque el propósito del noviazgo es conocerse y decidir si esta persona es la "correcta" para el matrimonio.
Leemos lo siguiente del Rey Salomón, hijo de David; "Pero el Rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras...gentes de los cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegaran a ti vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. Y tuvo setecientas mujeres reinas y sus mujeres desviaron su corazón. Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres indinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David". (I Reyes 11:1-4). En su vejez. Salomón escribió, "Vanidad, todo es vanidad". Era un viejito amargado, viendo la vida como una vanidad, porque él no supo controlar sus pasiones.
De todas maneras, el solo hecho de que la otra persona sea cristiana no basta. Hay muchos matrimonios entre cristianos que son un "infierno en la tierra". Uno siente un llamado para servir al Señor y la otra persona está contenta con sólo asistir a la iglesia los domingos; uno tiene sueños y metas grandes y la otra persona es conformista.
Sé un joven de oración y busca a Dios, confiando que El tiene la pareja idea! para tí. Salmo 37:4 promete, "Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá !as peticiones de tu corazón ".
Se dice que "los opuestos se atraen", y es cierto en algunas áreas de la vida, especialmente en cuanto a nuestro temperamento. No es nada extraño que un acelerado "colérico", con carácter fuerte y cualidades de líder, se case con una mujer calmada y pacifica; que una muchacha "sanguínea", platicadora y extrovertida se enamore de un Joven quieto, "melancólico" e introvertido.
Sin embargo, cuando llega al asunto de las metas en la vida, las convicciones espirituales, los intereses, el nivel educativo y nivel socio-económico, cuanto más tengan en común, más posibilidad habrá de tener felicidad y armonía en el matrimonio.
De vez en cuando un joven cristiano me pregunta, "Y cómo voy a saber quién es la muchacha que Dios tiene para mi?" Yo le respondo, "Te vas a enamorar de ella y además tendrás la confirmación de Dios en tu espíritu". Si eres una persona de oración, puedes esperar que el Señor revele su voluntad perfecta para tu vida pero no en una manera mística. Esta revelación viene a través del amor genuino hacia la otra persona, la paz de Dios en tu corazón y por los consejos de otros cristianos maduros.
Aunque somos espirituales, no creo que Dios pase por alto los sentimientos humanos y naturales del amor.
Yo sé que el Señor me dio como esposa a Gloria, pero también fue un proceso natural. Me enamoré locamente de ella. No recomiendo a nadie que se case mientras no esté enamorado de la otra persona, aun si dijere, "Dios me mostró que Fulana va a ser mi esposa". Yo he oído de tales casos y algunas veces "Fulana" no estaba convencida. Si Dios te lo mostró, entonces empieza a cultivar una relación de amistad con ella, y si es de Dios, los dos se enamorarán.
Si no hay muchos jóvenes cristianos en tu iglesia, no te desesperes, sino ponte a orar y a tomar pasos prácticos para que Dios te pueda contestar. Yo vengo de un pueblito pequeño en el Estado de Pennsylvania, y Gloria vivía como 3,000 kilómetros de distancia en el Estado de Missouri; por una "coincidencia"...planeada por Dios...los dos nos encontrábamos en una conferencia cristiana en una iglesia pequeña en otro Estado. Ella había orado por un esposo cristiano con deseos de servir al Señor; yo había pedido a Dios una esposa cristiana. Ya que no había en nuestras congregaciones locales la respuesta a esas oraciones. Dios hizo el "milagro" de que nos conociéramos a miles de kilómetros de nuestras casas.
Mi yerno tiene un testimonio bello en esta área. El tenia casi 28 años de edad cuando se casó con mi hija, porque él había esperado la mujer que Dios tenia para él. Su mamá se desesperaba y por varios años le aconsejaba que ya era tiempo de conseguir una novia. El siempre respondía, "No, Mama, no tengo que buscar una novia. Cuando encuentre la mujer que Dios me está preparando, yo sabré". Y así sucedió. Cuando él y Sheri, mi hija, se conocieron (lejos de las casas de ambos), los dos sabían que esto era la voluntad de Dios y su amor mutuo lo confirmaba.


viernes, 21 de diciembre de 2012

" Desierto " testimonio de dante gebel


DESIERTO
Por: Dante Gebel
Durante el año 1992, recuerdo que atravesaba un desierto. Sentía, que Dios siempre bendecía más a los demás.
Por aquel entonces, comenzamos a oír que Dios estaba visitando de una manera especial el ministerio del pastor Claudio Freidzon.
Si debo ser honesto, en un principio, no me gustó que eso estuviese ocurriendo. Otra vez, sentía que mi Padre le había traído un regalo muy especial a un hermano mío, pero había decidido ignorarme por completo. Una sensación de vacío, me inundó de pies a cabeza. Cuanto más me hablaban de lo que el Señor estaba haciendo con Freidzon, mas lograba molestarme. Sentía que Dios era injusto y parcial. Que últimamente, se había dedicado a echar por tierra aquello que El no hacía acepción de personas.
Pero una tarde, a pesar de todos mis cuestionamientos, decidimos echar un vistazo a semejante “injusticia Divina”.
Tardamos muchísimo en lograr ingresar al templo, lo cual sólo logró desalentarme más. Cuando finalmente pudimos ubicarnos, noté algo que logró paralizarme por completo.
Los líderes más reconocidos de la Argentina y hasta algunos de otras partes del mundo, estaban aguardando la ministración del pastor Freidzon. Las ligas mayores estaban allí. Estaba aquel a quien admiré por tantos años por su enorme ministerio de sanidad, y también aquel otro profeta que tenía el don de desnudar el alma de la gente. El pastor de la iglesia más numerosa, hacía la fila, junto con ese reconocido evangelista que resucitaba muertos. Todos, absolutamente todos a quienes más admiraba o había oído de ellos, estaban allí.
Y ese cuadro, sólo logró deprimirme más.
Le dije al oído de mi esposa, que consideráramos salir de ese lugar.
Quiero que lo veas de esta forma. No se si eres un ferviente admirador del fútbol, pero los sudamericanos no podemos vivir en esta parte del planeta, sino sabemos algo al respecto.
Imagina que te apasiona el fútbol, pero nunca has jugado profesionalmente. Simplemente, pateas el balón de vez en cuando, el algún partido ocasional entre amigos. Toda tu vida, has estado diciendo que es injusto que nunca te hayan dado la gran oportunidad de ser un reconocido jugador. Que de haber tenido las chances de otros, lo habrías logrado.
Un día, te enteras que se realizará un partido en tu ciudad, y que puedes anotarte. Vas con toda la ilusión de demostrar quien eres, pero al llegar, te percatas que en la fila de los posibles jugadores está nada menos que el brasileño Ronaldo. Y detrás, el inconfundible Roberto Carlos. Un poco más allá ves a Pelé y Batistuta. Y Maradona, que adelgazó un tanto y también quiere participar de aunque sea, algunos minutos del juego.
Ahora comprendes porqué me sentía así en la iglesia de Freidzon? Porque al igual que tú, quería salir corriendo. No tenía chances.
Me sentía como aquel hombre que pretendió contar su testimonio de cómo Dios lo salvó de la inundación de su pueblito, delante de Noé.
Si justamente la debilidad con la que había luchado por años, era la baja estima, era por ello, que ahora me sentía completamente apabullado. No existía la mínima posibilidad que Dios tuviese algo para mi vida.
Comencé a ver como decenas de reconocidos ministros del Señor, recibían una dosis especial de unción, en cuestión de instantes. La Gloria de Dios era tan palpable, que podíamos sentir que literalmente, la atmósfera estaba electrificada.
Y aunque actualmente somos amigos, en aquel entonces, casi no conocía a Claudio Freidzon. Pero algo me hizo pensar que debía enfocarme en lo que sí tenía en lugar de ver mi debilidad. En un momento, pensé que aquello que me hacía sentir inferior, era justamente, lo que podía llevarme a un nuevo nivel.
Aunque me sentía un tanto torpe y demasiado joven entre tantos hombres de Dios, decidí que debía esforzarme. Avanzar. Que de igual modo, no tenía nada que perder.
Fue entonces que le pedí una reconfirmación al Señor. Que me mostrara si tenía planes para conmigo. Que por lo menos, me dijera si me estaba ignorando.
No fue una simple oración. Creo que me le interpuse en su camino. Fue como abrirme paso entre el gentío para tocar su manto. Confieso que sentí que aquella oración fue tan sincera y honesta, que logró arrancar virtud del Señor.
Claudio, en ese mismo instante, giró sobre sus pies y me buscó por entre la gente del altar. Pude ver como se abría paso entre la multitud que esperaba una oración. No había posibilidades serias que aquello estuviese ocurriendo. Sin embargo, me miró directamente a los ojos, colocó su mano sobre mi cabeza y dijo:
“Veo cruzadas de jóvenes en toda la nación y el mundo. Veo a miles llenando los estadios, el Señor cumple lo que te prometió. El te levanta como el Pastor de los jóvenes”.
En lugar de estancarme en mi desierto, decidí esforzarme y actuar. A partir de allí, seguimos buscando desesperadamente el rostro de Dios. Y por cierto, cultivamos una buena amistad con Claudio, hasta el día de hoy. En ocasiones, pasamos horas hablando por teléfono o comentando algunas cosas del ministerio. Y muchas veces, recordamos aquella profecía, de cuando todo apenas era un sueño y este servidor atravesaba su peor desierto espiritual. Cuatro años después de aquella noche, realizábamos nuestra primera gran cruzada en el estadio Vélez Sársfield con más de cincuenta y cinco mil jóvenes, y al día siguiente, los periódicos seculares titulaban sus primeras planas con titulares que decían:
El pastor de los jóvenes que promueve votos de castidad, reunió a una multitud en Vélez.
Aquello que había nacido en el corazón de Dios, se hacía una palpable realidad y se comenzaba a escribir la historia de una nueva generación de jóvenes en Argentina. Justamente, aquello en lo que me sentía débil, fue lo que me condujo a la salida del desierto.

Dante Gebel
Adaptado de “Las arenas del alma” (Editorial Vida)
NACIDOS CON UN PROPÓSITO (WEB CRISTIANA )

consejos para administrar el dinero



¿ES MALO QUERER MAS DINERO?
Por: Victor Cardenas
Es malo querer mas dinero? La respuesta se encuentra en otra pregunta. Para que quieres el dinero? Es muy importante notar que el dinero es algo muy importante para Dios. Si no fuera así no encontraríamos que la palabra esta llena de versículos que nos hablan de dinero.
Lo malo es que muchas veces se nos inyectan mensajes que no van de acuerdo a la palabra de Dios. Un ejemplo es que nos dicen el dinero es la raíz de todo mal. Nota que lo que la Biblia dice es que el amor al dinero es la raíz de todo mal, no el dinero (1 Timoteo 6:10). "Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males".
 
El dinero es muy importante y debe de ser una de las áreas en la que desde adolescente te tienes que enfocar y aprender a administrar. Claro con la perspectiva correcta. Nada en esta vida es fácil. Para obtener algo se tiene que trabajar. No estamos en el tiempo del mana donde la provisión venia del cielo diariamente sin ningún esfuerzo alguno. En esos tiempos el pueblo de Israel lo único que hacia era diariamente recoger su comida para el día, comer y esperar al día siguiente para hacer lo mismo. Ahora es diferente tenemos que estudiar, trabajar y administrar para comer y tener riquezas.
 
Hay que enfocarnos en la idea correcta de que el dinero es importante y que no tiene nada de malo querer tenerlo para ocuparlo de una manera correcta. Estoy plenamente convencido de que Dios esta buscando jóvenes que quieran tener dinero para que Él pueda financiar su obra. Lo que quiero decir es que Dios esta esperando que se levanten jóvenes que tengan la idea correcta de que Dios quiere darnos las riquezas con un propósito.
 
Como podemos obtener el dinero?
 
1. Hay que prepararnos para que podamos hacer el dinero y poder administrarlo. Dios esta buscando jóvenes que terminen su carrera académica para que cuando ejerzan su carrera Dios pueda prosperarlos. Hay que enfocarnos en estudiar como el dinero trabaja y entender las finazas. Dios deposita su dinero en las manos de los que están preparados para administrarlo lo entienden y lo multiplican. No nos podemos quedar con la idea de simplemente terminar la secundaria y después trabajar. Esta mentalidad produce jóvenes que solo viven para trabajar y nunca para tener riquezas. Hay que enfocarnos en ser profesionales y terminar una carrera y entender como el dinero funciona. Convierte en una persona que esta educada y sabe de las finanzas. Solo con el fin de crear mucho dinero e invertirlo en el Reino de Dios.
 
2. Hay que montar nuestro negocio y manejar el dinero correctamente. No hay que trabajar para ganar dinero sino que el dinero trabaje para nosotros. No podemos quedarnos siendo la cola cuando Dios nos creo para ser la cabeza. Sé que si estudias Dios te dará la habilidad de montar tu negocio para que puedas producir bendición. (Deut. 8:18) "Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza; así ha confirmado hoy el *pacto que bajo juramento hizo con tus antepasados."
 
3. Entiende que el dinero no es tuyo sino de Dios. Solo eres un administrado del dinero. Claro Dios te da el privilegio de poder tener beneficios por administrárselo. Dios siempre paga bien. El te dejara disfrutarlo pero Dios te da mas cuando lo administras bien y te das cuenta que el dinero no es tuyo.
 
4. Ten la actitud de un financiero del Reino de Dios. El dinero es importante y necesario para que el Reino de Dios se establezca en la tierra. Si no tenemos recursos no podremos financiar la obra de Dios. Todo cuesta y para poder impactar al mundo entero con la palabra de Dios se necesita Billones de Dólares.
Tenemos que financiar el propósito de Dios que es que la palabra de Dios llegue hasta lo ultimo de la tierra para que su tierra sea llena de su gloria.
Hay que salir de la mentalidad de solo dar el diezmo y la ofrenda dominical. Ponte la meta de dar mas que el diezmo. Hay que ganar tanto dinero que puedes vivir con el 10% de lo que ganas e invertir en le Reino el 90%. Tu te puedes convertir en uno de los inversionistas del Reino.
 
5. Cree que Dios tiene un gran propósito para tu vida. Dios te ha creado con una capacidad increíble. Tu puedes hacer cosas que nunca se han hecho. Tu puedes honrar a Dios con todo y el te dará los deseos de tu corazón. Escribe desde joven tus metas académicas y tus sueños financieros. El pueblo perece por falta de visión. Forma tu sueno en grande y deja que Dios se convierta en tu socio mayoritario. Créeme que Él tiene la manera de que tus sueños se conviertan en realidad. No dejes que otros apaguen tus sueños. Ora por todo lo que quieres y se especifico en lo que quieres lograr en tu vida.
 
6. Júntate con Águilas. Es imposible que tu puedas llegar a ser una Águila sí té juntas con las gallinas. Para realizar tus metas tienes que juntarte con aquellos que están en alcanzado sus metas que saben llegar a la sima y son cabeza y no cola. Pasa tiempo con ellos, pregunta y aprende. Hay un decir, "dime con quien andas y te diré quien eres". Hay mucha verdad sobre esto. Tu te conviertes en lo que tus amigos son. Tienes que entender que Dios te puso en la tierra para administrarla y dominarla. Estoy seguro que hay personas a tu alrededor que son Águilas y que te ayudaran a orar para que tus sueños sean una realidad y trabajar juntos para que se pueda cumplir el propósito de Dios en tu vida.
 
No hay limite en lo que tu puedes hacer si tienes la actitud correcta. Dios quiere depositar las riquezas del mundo en tus manos. No le tengas miedo al dinero y mucho menos desear mas si entiendes los principios bíblicos sobre finanzas. Recuerda siempre que Dios quiere que te esfuerces y te prepares para administrarla el dinero del reino. Si lo haces El te dará la habilidad de hacer riquezas. (Proverbios 16:20) "El que atiende a la palabra, prospera.¡Dichoso el que confía en el Señor!"

                                     NACIDOS CON UN PROPÓSITO " tu sitio y tu lugar "

jueves, 20 de diciembre de 2012

Pasos sencillos para evangelizar

¿Puedo conocer a Dios?


Si, puedes conocer a Dios!!! Por medio de Colores te lo presentamos...
ImageDios nos Ama

El color DORADO nos recuerda del cielo.
Desde el principio Dios preparó un lugar para el hombre y la mujer: El Cielo. La Biblia lo describe como una ciudad con calles de oro.
”Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio” (Apocalipsis 21:21).

El mensaje del evangelio son las buenas noticias de que Dios se acercó a nosotros en su hijo Jesús, quien se hizo hombre para alcanzarnos. Por eso, la iniciativa es de Dios, quien nos creó y nos ama hasta el punto de entregar a Su único Hijo para reconciliarnos con Él.
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16).

Todos somos pecadores

El color de NEGRO simboliza la vida llena de pecado.

Desde el principio de los tiempos, el ser humano utilizó la libertad con que Dios lo creó para apartarse de Él y violar sus Leyes.
El hombre y la mujer pecaron, traspasaron la línea marcada por Dios. Así, toda la humanidad está manchada por ese pecado original. Por eso, de forma natural, el ser humano se inclina hacer lo malo, transgrediendo las líneas marcadas por Dios.
“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

Cristo murió por nosotros

El color de ROJO simboliza la sangre de Cristo.

Según la antigua ley, sólo un sacrificio que involucre la sangre, es decir, el concepto de la vida misma, es aceptable para ser perdonado. Así que Jesucristo voluntariamente murió para tomar el castigo por tu pecado.
”Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

Ya no es la sangre de un animal que los antiguos sacrificaban, ahora es la vida del hijo de Dios, puesta en sacrificio.
Una sola vez Jesús murió ti y ahora ese sacrificio (si lo aceptas) es válido para que Dios te perdone.
”La sangre de su hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).



Recibo a Cristo en mi corazón y acepto su sacrificio

El color BLANCO simboliza un corazón limpio.

Cuando una persona cree y acepta el sacrificio de Jesús, Dios la perdona y la acepta como hijo.
”Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve” (Salmo 51:7).

- Aceptar a Cristo es aceptar en un acto de la voluntad la obra redentora de Jesús que nos salva de las consecuencias del alejamiento.

- Aceptar a Cristo es pedirle a Cristo Jesús, en un acto de fe, que entre a lo más profundo de nuestra vida y su Espíritu renueve nuestro ser interior.

- Aceptar a Cristo es algo personal, porque ninguna otra persona puede hacerlo por ti.

- Aceptar a Cristo es arrepentirse de vivir alejado de Dios y de sus consecuencias.

- Aceptar a Cristo es algo único, porque, de acuerdo con la misma Palabra de Dios, aceptar a Cristo es encontrar el único camino para llegar a Dios mismo, a su perdón y a la vida abundante y eterna.

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”  (Juan 1:12).

Soy salvo y comienzo a crecer en mi nueva vida

El color VERDE simboliza el crecimiento.

Cuando pides a Dios que te perdone y te salve, El te hace su hijo.
Dios quiere que le conozcas mejor y que crezcas para llegar a ser más como El.

Cuatro cosas que te ayudarán a crecer:
1. ORAR  (hablar con Dios diariamente)
2. LEER Y OBEDECER LA BIBLIA (para saber lo que El dice, y entonces hacerlo)
3. HABLAR CON OTROS ACERCA DE JESÚS
4. ASISTIR A UNA IGLESIA QUE CREE EN LA BIBLIA  (donde aprenderás más acerca de cómo agradarle).

Comienzas a crecer en una nueva vida con esperanza, con un motivo, con un norte al cual dirigirte.
El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios” (1 Juan 5:12 –13).

Como un hijo de Dios, si pecas de nuevo, detente y dile lo que has hecho. El promete en su Palabra...
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de tosa maldad” (Juan 1:9).

Ministerio de Juventud y Educación Cristiana de la Iglesia de Dios en Argentina

miércoles, 19 de diciembre de 2012


                                     LA PATERNIDAD 

Extraido de la tesis: "Los dias de Elías"
Autor: Apostol German Ponce - Ministerios Ebenezer Honduras

INTRODUCCIÓN:
Abramos nuestra Biblia en Malaquías 04:05, aquí la Biblia nos narra una de las
últimas profecías que se le dieron al pueblo, y fue que antes que viniera el día de
Jehová grande y terrible, el Señor se iba a proponer enviar al profeta Elías quien
desarrolló tareas proféticas muy importantes, y dice así ...He aquí, yo os envío al
profeta Elías antes que venga el día del Señor, día grande y terrible.... verso 06 ...El
hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia
los padres, no sea que venga yo y hiera la tierra con maldición.... Al empezar a
estudiar los días de Elías, vemos que una de las primeras cosas que vendrán es que
enviarán siervos con ese tipo de espíritu, y ese espíritu se empezará a mover en
medio del pueblo de Dios con anticipación al día grande y terrible pues Dios ha
prometido que seremos salvos con nuestras casas, es decir, con las familias. Sin
embargo, en el final de los días vendrá el falso profeta, y en el libro de Apocalipsis
dice que su tarea será hacer caer fuego del cielo, con el propósito de que la gente se
confunda y piense que él es el Elías que esperaban, pero eso solo es una copia y
una forma de batallar pues el Señor antes de venir, enviará el espíritu de Elías, es
decir, antes que venga Elías, vendrá su espíritu, pero es importante que más que
hacer llover fuego del cielo, viene a realizar una restauración en la familia. El
anticristo todavía no se ha manifestado, pero su espíritu ya está actuando en medio
de nosotros, entonces, entiendo que de la misma manera, antes que venga el mismo
Elías que no ha muerto, el espíritu de Elías vendrá dotar de una restauración familiar.
Todos piensan que el poder de Elías se basaba en hacer llover fuego del cielo para
quemar a la gente o degollar a los profetas de Baal, pero cuando Juan el Bautista
apareció, dijeron que era de la estirpe de los Elías, pero no encuentro en la Biblia que
Juan el Bautista haya hecho los milagros que todos esperábamos, sino que realizó
otra tarea completamente diferente, de preparar al pueblo para la aparición del
Cordero de Dios, por eso, la tarea profética que Elías vendrá a hacer antes de que el
día de Jehová venga, es de restaurar a las familias, yo me alegro mucho de ello pues
hemos trabajado durante muchos años atrás, y seguiremos haciéndolo, como Juan,
preparando al pueblo para la aparición de Jesucristo.

D E S A R R O L L O

TAREA No. 01:
EL CORAZON DE LOS PADRES SOBRE LOS HIJOS
1 0
No esperemos que nuestros hijos cambien, porque el orden en el espíritu profético de
Elías que se está moviendo, más que hacer llover fuego del cielo, es restauración
familiar y para ello dice la Biblia que el corazón de los padres se volverá hacia los
hijos como tarea primordial, y después, el corazón de los hijos se volverá hacia sus
padres. Leamos Malaquías 04:06 ...El hará volver el corazón de los padres hacia los
hijos,....
En Job 42:14 al 16 dice: ...Llamó a la primera Jemima, a la segunda Cesia, y a la
tercera Keren-hapuc... verso 15 ...Y en toda la tierra no se encontraban mujeres tan
hermosas como las hijas de Job; y su padre les dio herencia entre sus hermanos...
Al ver la vida de un hombre como Job, que era íntegro, recto, apartado del mal y
temeroso de Dios, inclusive la Biblia nos deja ver que era una persona muy
perseverante, buscador de las cosas espirituales, es difícil ver algún problema que
tuviera, sin embargo, vemos que la casa y la familia tenía que ser trabajada en Dios.
Job era un hombre que hacía sacrificios y los ponía en el altar de Dios pues ellos
hacían banquetes, y Job no le quedaba más que ponerlos delante del Señor e
interceder por ellos pues él decía: “Tal vez han pecado contra Dios”. Job 01:05
dice: ...Y sucedía que cuando los días del banquete habían pasado, Job enviaba por
ellos y los santificaba, y levantándose temprano, ofrecía holocaustos conforme al
número de todos ellos. Porque Job decía: quizá mis hijos hayan pecado y maldecido
a Dios en sus corazones. Así hacía Job siempre... Pero algo faltaba en el corazón de
Job pues no hacía lo mismo por sus tres hijas, pues pareciera que para él, las
mujeres no tenían valor, no las honraba, ni pedía por ellas. De todos es conocida la
tragedia que vino sobre su vida, y perdió a toda su familia, pero cuando Dios le
restauró, él aprovechó la oportunidad y se despertó un espíritu de amor sobre sus
hijas y las honró de tal forma que ahora aparecen hasta los nombres de las tres.
Jamima: Paloma, que significa paz, también significa calor. Es un calorcito que dan
las palomas madres a sus huevos, él descubrió que tenía que tener un poco más de
calor de padre con sus hijas. Era un acercamiento de calor de padre que traía paz.
Ketzia: Se traduce entre algunas de sus acepciones, como algo agradable ofrecido
para Dios. También es Raspadura, aquello que se despoja. Job se había despojado
de su manera antigua de pensar, que era dejar por fuera y sin herencia a las hijas.
Keren Hapuc: Cuerno de colores. Tanto Samuel como David tenían el secreto de la
fuerza y era el cuerno de la provisión en Dios, por eso Job también le puso cuerno, es
decir, fuerza.
Vemos como el corazón de Job se volcó para sus hijas para bendecirlas y heredarlas
juntamente con sus hermanos. Los padres, cometemos errores al no tratar a todos
los hijos por igual, aunque todos sean distintos entre sí. La Biblia nos menciona otro
caso y es el de José, su padre lo vestía con túnicas de colores, y cuando comenzó a
crecer los demás miraban que su padre tenía preferencia por el más pequeño, por lo
cual, todos guardaban una amargura, por eso tenemos que intensificar nuestro
1 1
trabajo hacia nuestros hijos, no nos volquemos únicamente al que saca cien en sus
clases, sino que sobre todos por igual. El espíritu de Elías hace que nos volquemos
sobre nuestra familia y que como padres enderecemos lo malo que hemos hecho con
ellos. Dice Colosenses 03:21 ...Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no
se desalienten... La palabra exasperéis significa: Estimular a la ira, incitarlos a tomar
una acción de ira, reñir, luchar, pelear, quejarse de algo. En otras palabras, la Biblia
nos dice: “padres, no riñan con sus hijos, no peleen con ellos”, como podemos pelear
con ellos, diciéndoles por ejemplo: “como eres de insensato, hiciste mal tal o cual
cosa”, ahí los estamos incitando a pelear con nosotros. Otra de las formas es
quejarnos de ellos, a veces las madres hablan con la vecina por teléfono y frente a
sus hijos se quejan de ellos, no lo haga, eso no-solo los provoca a ira sino que los
hace sentirse avergonzados frente a la gente. Debemos criarlos en disciplina e
instrucción del Señor, no de nosotros, ni de legalismos, quizá su hijo llegó de jugar
foot ball con hambre y comenzó a comer, tal vez ni oró, no se acordó y usted llega y
le dice: “saque ese bocado y ore antes de comer”, a veces cometemos errores de
criarlos en legalismos terribles. Efesios 06:04 nos muestra ...Y vosotros, padres, no
provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del
Señor... Vemos que entonces en Efesios se ve mejor que no se debe de exasperar,
provocarlos, es decir, reñir con ellos, y con peleas tratar de arreglar las cosas,
muchos menos estar contándole a toda la gente problemas; Pero dice que los
debemos criar, o entrenar en la disciplina e instrucción del Señor, esto se hace, de
acuerdo a la edad de cada uno. Esto es instrucción del Señor, no de legalismos, ni
de consejos fuera de la voluntad del Señor. Es peligroso rechazar el espíritu de Elías,
este espíritu no solo es volcar el corazón de los padres hacia los hijos y el de los hijos
hacia el de los padres, sino de llevarlos a la instrucción y disciplina como una forma
de vida más que de continuos castigos. Dios es capaz de mejorar cada una de las
situaciones erróneas que hayamos estado haciendo durante muchos años. La
instrucción y la disciplina se basan en el ejemplo nuestro como padres. ¿Cómo es
posible que muchos padres les digan a sus hijos adolescentes que no fumen cuando
ellos pasan con un cigarro todo el tiempo, cual es el ejemplo que ven de ellos?
Fumar, y eso es lo que hacen sus hijos. Debemos disciplinarlos de acuerdo a la edad
que tengan. No puede darle ocho paletazos a su hijita que tiene tres años, hay hijas
que ya son unas señoritas y ya no se les puede corregir de esa forma, hay que
corregirlos de acuerdo a su edad.
Por otro lado, a Elí no le importó lo que hacían sus hijos, cometían pecados de
fornicación en el templo y su padre nunca los corrigió, la gente se daba cuenta, se lo
decían y él como sumo sacerdote del templo, si los hubiera corregido, ellos quizá se
hubieran salvado, pero nunca los corrigió y los dos murieron el mismo día. Vuélquese
sobre sus hijos, cuando ellos quieran preguntarle sobre sexo, usted rásguese y sufra
por dentro pero por fuera hábleles con toda naturalidad, inspirándoles confianza,
porque si usted actúa diferente, ellos ya no se le van a acercar y les van a preguntar a
sus amigos. A veces sus hijos quieren jugar con sus padres, se acerca usted a sus
hijos para jugar con ellos? Juega usted con sus hijos pequeños y grandes? Madres,
ya les hablaron a sus hijas de los cambios físicos inherentes a su edad? Hábleles a
1 2
sus hijos de las cosas normales de la vida, juegue con ellos, tenga momentos de
acercamiento con ellos, aunque sea un momento cada día.
En la Biblia dice que no son los hijos los que atesoran para los padres, sino que son
los padres los que atesoran para los hijos, está en II Corintios 12:14 y dice así ...He
aquí, por tercera vez estoy preparado para ir a vosotros, y no os seré gravoso, porque
no busco lo vuestro, sino a vosotros, pues no deben atesorar los hijos para los
padres, sino los padres para los hijos... No ha escuchado usted que hay padres que
ponen a trabajar a sus hijos para que mantengan a sus padres? No es así como dice
la escritura. Los que ya somos padres de familia, tenemos que pedirle al Señor que
nos permita dejarle herencia a nuestros hijos, dice la Biblia que herencia de los
padres son casas y riquezas, leamos proverbios 19:14 ...La casa y las riquezas son
herencia de los padres, Mas de Jehová la mujer prudente... aunque nos parezca
imposible porque nosotros ni casa tenemos, pero tenemos que pedirle al Señor y
trabajar fuerte, decía alguien: “Oración y pedrada”, porque muchos quieren tener
casa, estando en una hamaca todo el día, así no va a conseguir nada, pero si usted
es fiel al Señor y trabaja duro, Él lo va a prosperar.

TAREA No. 02:
EL CORAZON DE LOS HIJOS SOBRE LOS PADRES
04:06 ... y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que venga yo y hiera la
tierra con maldición.... cr eo que nosotros tenemos que pedirle al Señor que este
espíritu de Elías venga, recordando el orden que mencionamos anteriormente,
cuando el corazón de los padres se vuelva hacia el de los hijos como tarea número
uno y entonces el corazón de los hijos se volverá al de sus padres. Pongámonos a
cuentas con nuestros padres.
Génesis 32:09 dice: ...Y dijo Jacob: Oh Dios de mi padre Abraham y Dios de mi
padre Isaac, oh Señor, que me dijiste: "Vuelve a tu tierra y a tus familiares, y yo te
haré prosperar”... Esta es la tarea número dos, cuando los hijos se vuelven con todo
su corazón hacia sus padres. Este es el hijo pródigo del Antiguo Testamento, pues el
menor se fue de la casa por 20 años y cuando se fue, lo hizo sin la bendición de su
padre, es más, lo dejó mintiéndole. Ahora Dios le dice que lo quiere prosperar, pero
debe de regresar a la casa de su padre. Este hijo tenía que honrar a su padre, el
espíritu de Elías hace que los hijos desobedientes vuelvan a sus padres en
obediencia. Hijo, como estas con tus padres? Los has llamado? Los has buscado?
Los ayudas económicamente? A Jacob le habló el espíritu de Elías y le dijo que
regresara después de veinte años. Una de las cosas que se miran en los tiempos de
Elías, es que hay días de crisis, tiempo de hambre, escasez, en el ámbito secular.
Quizá tú estés en danza, en alabanza, con los discipuladores, pero a pesar de todo,
tienes crisis en tu hogar, en tu vida, no será que tu corazón no se ha volcado sobre el
de tus padres? Puedes llegar con tu padre, abrazarlo y decirle que estas orgulloso de
él? Aunque no haya hecho mucho por ti? Usted puede bendecir a su madre y
agradecerle? Aunque no haya sido la madre que usted hubiera querido? Jacob
1 3
regresó a su casa porque el espíritu de Elías llegó sobre él y lo hizo volver y ponerse
a cuentas en su casa. Absalón, es el anti pródigo del Antiguo Testamento, mató a su
hermano y se fue, pero no tuvieron paciencia para que ese hijo regresara y lo fueron a
traer, pero no lo fue a traer el espíritu de Elías sino el espíritu de Joab y como
regresó a la fuerza, no pudo tener comunión con David. Cuando el corazón de los
hijos no se vuelve sobre el de sus padres, sus hijos quieren quitarles lo que no les
pertenece a ellos, Absalón hizo una reunión para derrocar a su propio padre del trono,
veo en la escritura otro ejemplo y es el de Eliseo cuando le dice a aquella mujer viuda
y endeudada que fuera por sus hijos y que les dijera que fueran a conseguir tinajas
para el aceite, y que después de haberlas conseguido, cerrara la puerta y les dijera lo
que estaba sucediendo. Esto nos enseña que como padres, debemos hacerles
conciencia a nuestros hijos de cualquier situación o crisis económica que haya en el
hogar, muchas veces tenemos crisis económicas porque los hijos no están a cuentas
con el Señor y mientras no se pongan a cuentas la crisis va a seguir. Nadie tiene por
qué escuchar lo que entre familia se hable, no deje que nadie interfiera, usted reúna a
todos sus hijos y su esposa y de parte de Dios, haga conciencia de la situación que
están viviendo para que ellos se puedan poner a cuentas con el Padre celestial y se
integren al hogar. Yo le aseguro que si hay una situación terrible en el hogar y usted
habla con sus hijos, y logra que ellos se integren y sean parte del problema, juntos
lucharán, no gastarán más de lo que tienen, ahorrarán, y entonces el espíritu de Elías
restaurará cualquier situación de crisis que haya, pero es necesario que usted como
padre les haga conciencia a sus hijos. Dios sabe que su labor de padre y de madre
en el hogar es tratar e integrar la familia. No permitamos que nuestros hijos se
olviden de Dios. Los hijos ayudaron a la viuda a llenar las tinajas de aceite, esto nos
habla de involucrar a la familia para ser parte de la solución.
Vemos lo que sucede cuando un hijo no honra a su padre sino que lo deshonra, le
pasa como a Cam, que le trajo esclavitud, nunca se superó y escasez. Vamos en
Génesis 09:22 que dice ...Y Cam, padre de Canaán vio la desnudez de su padre, y se
lo contó a sus dos hermanos que estaban afuera... verso 24 ...Cuando Noé despertó
de su embriaguez, y supo lo que su hijo menor le había hecho... verso 25 ...dijo:
maldito sea Canaán, siervo de siervos será para sus hermanos... Aprendamos dos
cosas importantes aquí:
Cuando el hijo deshonra, le viene pobreza, dice: Será siervo de siervos, en otras
palabras, será cola y no-cabeza. Si has deshonrado a tus padres, aún a tus padres
espirituales, has hablado mal de ellos, pídales perdón, porque cuando se deshonra al
Padre del cielo, al padre consanguíneo y al padre espiritual, se atrae un espíritu para
ser siervo de siervos, para no triunfar, para estar en escasez.
Una maldición de un padre, puede despedazar a un hijo por la autoridad que tiene
sobre él. Padre, si en algún momento, tu boca se abrió para maldecir a alguno de tus
hijos, recoge tus palabras, arrepiéntete y pídele perdón, para que toda mala situación
que provocaste en ellos debido a lo que proferiste, sea erradicada de sobre de ellos.
1 4
PADRES E HIJOS ESPIRITUALES
Leamos II Reyes 02:11 ...Y aconteció que mientras ellos iban andando y hablando, he
aquí, apareció un carro de fuego y caballos de fuego que separó a los dos. Y Elías
subió al cielo en un torbellino.... verso 12 ...Lo vio Eliseo y clamó: Padre mío, padre
mío, los carros de Israel y su gente de a caballo. Y no lo vio más. Entonces tomó sus
vestidos y los rasgó en dos pedazos... Ya que estamos hablando del espíritu de
Elías, debemos de ver que la restauración nos lleva hasta la relación de un padre
espiritual. No solo hay restauración entre padres en lo físico. Se dice los hijos de
los profetas, pero no lo eran en lo físico sino en lo espiritual. Veamos a Elías con
Eliseo. Eliseo le dice: ”Padre mío” reconocía paternidad sobre él. Vemos como
Elías fue como un padre para Eliseo, y como lo preparó para su ministerio. El
ministro va a desarrollar paternidad sobre las ovejas, y va a entender que el ministerio
que tendrá que desarrollar es edificar y trabajar por la gente, por sus hijos espirituales.
Dice la Biblia que Elías pasaba y había hijos de los profetas, pero no se refería a hijos
de consanguinidad, sino que a hijos espirituales, ya que Elías tenía escuelas
proféticas en Gilgal, Betel, Jericó, en el Jordán, estos hijos espirituales eran como
Elías. Eliseo siguió la visión de Elías bajo la cobertura.
· Elías le echó el manto, le dio cobertura
· Eliseo ordenó su casa y le servía. II Reyes 03:11 dice que le lavaba las manos.
...Mas Josafat dijo: No hay aquí profeta de Jehová para que consultemos a Jehová
por medio de él? Y uno de los siervos del rey de Israel respondió y dijo: Aquí esta
Eliseo hijo de Safat, que servía a Elías... Eliseo le vertía el agua en las manos a
Elías, estaba a su servicio.
· Pasaron juntos por Gilgal, que significa: “Circuncisión, quitar la carne”. Eliseo hacía
lo que miraba hacer a Elías, y que dijo Cristo, se recuerda? Dijo: Yo solo hago lo que
veo hacer al padre, entonces Elías fue y se quitó la carne, espiritualmente hablando.
Nuestros hijos van a hacer lo que nos vean hacer a nosotros, si ven que nosotros nos
despojamos de nuestra carne, ellos también quitarán su carnalidad de sobre de ellos.
· Pasaron juntos por Betel, que significa: Casa de Dios, es decir que no fallaba a un
culto. Se congregaba.
· Pasaron juntos por Jericó
· Pasaron juntos por el Jordán, que significa: Humillación.
· Después del Jordán ya platicaban, y le dejó doble porción
· En la paternidad, se quiere que el hijo crezca, el paternalismo nunca lo deja crecer.
1 5
Ahora Eliseo ya tenía una estatura para ser padre pues había sido buen hijo, y
vemos que cuando se le acercaban los reyes de Israel, lo reconocían como padre
espiritual. Leamos II Reyes 06:21 ...Cuando el rey de Israel los vio, dijo a Eliseo:
¿Los mato, padre mío? ¿Los mato?... verso 22 ...Y él respondió: No los mates.
Matarías a los que has tomado cautivos con tu espada y con tu arco? Pon delante de
ellos pan y agua para que coman y beban y se vuelvan a su señor... El reconocer
paternidad a Eliseo, le trajo una vida ministerial llena del poder de Dios y al final él
también tuvo hijos espirituales y hasta los reyes de Israel le reconocían como padre.
La paternidad desarrolla a los hijos, el paternalismo, los hace depender siempre del
padre y nunca podrán llegar a ser padres sino que estarán estáticos en su
crecimiento. El Espíritu de Elías es restaurador de familias y de pater



NACIDOS CON UN PROPÓSITO 

martes, 18 de diciembre de 2012

TU ESCUDO DE NOBLEZA Por: Dante Gebel


TU ESCUDO DE NOBLEZA
Por: Dante Gebel


                                                                                 

—Algún día seré un caballero del rey —dice el niño rubio, mientras observa un desfile militar.
—¡Ja, ja, ja! ¿Un caballero? ¡El hijo de un techador quiere ser un caballero! —se burla un vecino algo viejo y molesto por los sueños de un niño demasiado ambicioso— sería más fácil cambiar las estrellas, antes que seas un caballero.
El niño siente la daga del sentido común que lo atraviesa. La lógica dice que él no tiene sangre de nobleza, ya lo dijo el vecino: Es el hijo de un techador, apenas un reparador de goteras.
Sin embargo tiene una esperanza, débil, pero esperanza al fin. Es el boxeador que perdió en cada asalto, pero se juega un round más. Es el corredor que se dobla el tobillo faltando cincuenta metros para la meta, pero se reincorpora otra vez.
—¿Podré algún día cambiar las estrellas? —pregunta a su padre.
—Siempre que quieras, podrás cambiar tu estrella —responde el sabio techador.
El film se titula «Corazón de caballero» y narra la historia de alguien que logró cambiar su destino, trastocó la lógica, se peleó con el sentido común. Debió ser techador, pero prefirió anhelar ser caballero. Se enroló en los combates como si fuese un noble, logró tantas victorias, que para cuando descubren que no tiene sangre de nobleza, ya es demasiado popular, demasiado campeón. Y un rey le otorga el verdadero título al mérito. Un corazón de león que cambia su futuro aunque esté «muerto».
 
Puedes cambiar tu estrella.
—Ustedes pueden impedir que yo sea médico —les dice Patch Adams a toda una comisión de importantes doctores— pueden botarme de la facultad de medicina. Pueden negarme el diploma. Pero yo seré médico en mi corazón. No pueden quebrar mi voluntad, no pueden detener a un huracán. Siempre estaré ahí. Ustedes deben elegir si desean tener un colega... o una espina clavada en el pie.
Los médicos escuchaban aturdidos al aspirante, que en pocos meses, con métodos poco ortodoxos como el humor, o la contención afectiva de los pacientes, había logrado sanar a mucha gente. Otra vez el mismo denominador: No eres noble, eres techador. Pero no se puede quebrar al que está decidido a cambiar su estrella, y Patch Adams, llega a ser uno de los especialistas más reconocidos del mundo, fundando su propio centro asistencial, que luego se extendería a todo el planeta, con una terapia que revolucionaría al doctorado mundial.
¿Quieres oír una historia aun más fascinante? ¿Qué opinas acerca de sentarte en una cómoda butaca de cine y deleitarte con el largometraje que se perdieron de filmar los mejores guionistas de Hollywood? Siéntate y observa.
El hombre espera en la quietud de la celda. Una molesta gotera golpea sobre la áspera piedra. El calor es agobiante y denso, pero a esta altura de las circunstancias, la temperatura es lo que menos importa. Las moscas lo invaden todo sin piedad, pero no tiene sentido espantarlas; al fin y al cabo, pueden llegar a ser la única compañía digna de apreciar. Los demás presos observan al hombre con recelo. Acechan. Para ser honesto, los últimos meses fueron pésimos para el callado prisionero.
Sus hermanos lo odian con todo el alma y le tendieron una trampa; una clásica rencilla familiar que terminó en tragedia, en viejos rencores arraigados.
El hombre es apenas la sombra de aquel muchacho que solía lucir un impecable traje de marca italiana, con un delicado toque de perfume francés. Ahora viste harapos, una suerte de taparrabo. Se comenta en la celda, que está marcado por la desgracia. Pudo haber sido libre, llegó a trabajar como mayordomo para un importante magnate. Pero los comentarios afirman que quiso propasarse con la bellísima mujer del millonario. En su momento, negó la acusación, pero «no pretenderá que creamos que fue ella quien lo acosó sexualmente», opinan.
«Si fuese como él dice, debió haberse acostado con ella», afirma un viejo recluso apodado «el griego», «una noche de lujuria le habrían otorgado su pasaporte a la libertad».
El misterioso hombre sigue recostado sobre una de las paredes sucias de la prisión. Parece que supiera algo que los demás ignoran. Como si tuviese un hábil abogado que apelará su condena, o como si presintiese que la muerte está cerca y le aliviará tanto dolor injusto. Sonríe en silencio, sin alboroto. Técnicamente está muerto, sin esperanza. Pero ya no siente el calor ni le molestan los grilletes. Es como si pudiese ver tras los enmohecidos muros de la celda. Los demás presumen que está al borde de la locura. Pero el hombre espera como aquel que sabe que aún puede cambiar su estrella. Toma la celda como parte del plan, como el último escalón hacia el destino.
Las chirriantes puertas de acero se abren de golpe y dos guardias entran en escena. Buscan al hombre. Unos de los guardias tiene una voz gutural: «Faraón quiere verte, ha tenido un sueño y dicen que tú sabes revelarlos».
El prisionero no se sorprende. Sube los peldaños que lo alejarán para siempre de la celda, en silencio.
Reclusos, observen la espalda de este hombre, contémplenlo mientras se aleja. Si tienen la fortuna de estar vivos, la próxima vez que lo vean, lo encontrarán con vestimenta de rey, lucirá como Faraón. El magnate maldecirá haberlo despedido. La mujer confesará que lo acusó por despecho, injustamente. Y su familia se arrojará ante él, para implorarle misericordia. Los presos lo convertirán en leyenda.
«Yo lo conocí cuando era un don nadie, y se sabía que iba a llegar lejos, siempre lo supe», alardeará y mentirá «el griego».
José gobernará la nación, ocupará el sillón presidencial y administrará los graneros de Egipto. Aprenderá a ganar, experimentará el sabor de la victoria.
 
Puedes cambiar tu estrella.
Solo necesitas seguir entero por dentro, con espíritu inquebrantable. Con corazón de león. Y tomar desprevenidos a los fotógrafos que solo se dedican a observar las primeras figuras. Los comentaristas y las comisiones de ética opinarán que no se explican de dónde pudiste haber salido, no tienes trayectoria, estabas muerto. Ellos esperan que se incendie un ciprés, pero arde la zarza. La lógica sostiene que mueras como un pescador de un remoto Capernaúm, pero sanas enfermos con la sombra. Colocan las cámaras y los móviles de televisión para hacer una gran transmisión satelital desde el palacio, pero el rey decide nacer en un establo.
«Ustedes pueden negarme un diploma del seminario bíblico. Pueden impedir que sea un predicador con credenciales, pero seré predicador en el corazón.
No pueden quebrar mi voluntad, no pueden detener a un huracán. Siempre estaré allí. Ustedes deben elegir, si desean un predicador colega... o una espina clavada en el pie».
Estoy seguro de que los compañeros de secundaria que me apodaron y se burlaban de mi raquítica humanidad, no relacionan a aquel «Muerto» con el hombre de hoy. De hecho, uno de ellos, ya con treinta años de edad, conoció a Cristo en una de mis cruzadas multitudinarias en el estadio River Plate y jamás sospechó que él fue el compañero de banco del predicador de esa noche.
«Conocí a un Gebel en la secundaria», le confesó a su esposa esa misma noche, «se llamaba igual que Dante Gebel, el pastor de los jóvenes, pero aquel era un idiota».
No lo culpes. Cuando no eres popular y te destrozaron la estima, solo se te recuerda al repasar un viejo anuario, en una foto amarillenta. El infeliz del penúltimo banco.
Dos semanas después de aquella cruzada, cuando se dio cuenta que aquel idiota era el mismo que había predicado ante sesenta mil jóvenes y le presentó a Cristo, se sintió como uno de los hermanos de José.
Ahora, detente un momento.
Tal vez no me expresé bien: no te pedí un poco de atención, quiero toda tu atención.
Obsérvame con cuidado.
Techador.
Esclavo.
Acomplejado.
Preso en la oscura celda del complejo.
Sentenciado por el dedo huesudo de un líder sin piedad.
Quiero que entiendas lo que voy a decirte. Cierra tu puño con fuerza porque vas a cambiar tu herencia. Aún me recuerdas a mí cuando tenía quince años; no dije que cerraras un poco la mano, dije: Cierra tu puño con fuerza hasta que casi sientas que puedes clavarte las uñas en la palma. Tengas quince años... o cincuenta.
Nunca olvides estas palabras: tienes corazón de caballero, posees la llama sagrada. La espada del Gran Rey se posa sobre tu hombro derecho y ha de cambiar tu futuro para siempre.
Ahora, escucha las palabras del Rey.
Una por una.
Mastícalas, digiérelas.
Memorízalas para siempre.
Transfórmalas en tu lema, tu escudo de nobleza:
Puedes cambiar tu estrella.
 
Dante Gebel
Adaptado de “El código del Campeón” (Editorial Vida)

Estudio bíblico “COMO SER FIEL”


COMO SER FIEL

“No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto;
Sino que prosigo...” (Filipenses 3:12)

INTRODUCCIÓN:
Vivimos en una época de fórmulas instantáneas, aplicadas a casi todas las cosas que hacemos, desde comidas a como hacerse rico en tres días. Queremos encontrar la solución a nuestros problemas con solo decir: AHORA!! Hay cristianos que piensan que la madurez espiritual se logra de la misma manera. Pero en verdad se requiere tiempo para poder conformarnos a la imagen de Jesucristo. Este es un proceso que lleva toda una vida. No hay atajos para el hombre de Dios. Esto es lo que Pablo dijo a los Filipenses en 3:12 “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo...”

1. EDIFICANDO SOBRE CIMIENTOS SÓLIDOS: Todos comenzamos nuestra vida cristiana con una serie de antecedentes y experiencias que influyen en el progreso que logramos en nuestra vida espiritual. Algunos crecen con rapidez porque provienen de un hogar donde hubo buenos ejemplos. Además tomó buenas decisiones en el pasado logrando evadir el deterioro de las drogas, el alcohol y la promiscuidad. En este sentido estas personas son como Timoteo, que sabía las Escrituras desde la niñez, teniendo 2 grandes ejemplos en su vida: Su madre Eunice y su abuela Loida (2 Tim. 1:5). Su respuesta al evangelio y su rápido crecimiento, fue porque contaba una sólida base como para comenzar.

Pablo escribe en 2 Tim. 3:14,15: “Pero tu persiste en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quien has aprendido; y que de la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.” Cuando Timoteo se convirtió al cristianismo, Pablo siguió añadiendo a las bases de él, más verdades bíblicas, contenidas en el Nuevo Testamento (2 Tim. 3:16,17): “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para Redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” Debido a esto el discípulo creció a pasos agigantados. Para cuando Pablo regresó a Listra después  de uno o dos años, Timoteo había madurado lo suficiente en su fe como para acompañarlo en sus viajes (Hch. 16:1-3).

2. PREPARADO PARA TODA BUENA OBRA: Timoteo fue muy afortunado. Tenía convicciones muy firmes basadas en el Antiguo Testamento. Cuando escuchó a Pablo predicar el evangelio, su corazón ya estaba predispuesto y entendió claramente que Jesucristo, el Mesías profetizado, ya había venido. Esto le permitió aceptar a Cristo como su Salvador y Señor. En la actualidad muchos no son tan afortunados al convertirse. No tienen una buena herencia. Es más, algunos no tienen cultura bíblica. Se parecen mas a los efesios y a los otros gentiles del primer siglo (Ef. 2:2). Ahora que son creyentes deben aprender a “despojarse del viejo hombre.” Deben dejar sus viejos patrones para conformarse al nuevo, Pablo lo dice en Romanos 12:1-2 (DHH). Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Este es el verdadero culto que deben ofrecer. 2No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto”. En definitiva, los antecedentes que aportamos a nuestra experiencia de conversión, influyen mucho en la rapidez con que crecemos espiritualmente o no.

3. ¿DÓNDE SE ENCUENTRA USTED EN ESTE PROCESO?
Aunque alcancemos cierto nivel de madurez, conformar nuestra vida a la imagen de Jesucristo dura toda la vida, y durará hasta que veamos a Cristo cara a cara (1 Co. 13:11-12). Cuando Pablo le escribió a Timoteo, se refirió a un “creyente preparado para toda buena obra” (2 Tim. 3:17). Esto hace que nos preguntemos: ¿Cómo podemos reconocer a un hombre de Dios? ¿Cuál es su apariencia? Estas no son preguntas nuevas, también Timoteo se las hacía cuando Pablo lo dejó en Efeso para establecer la iglesia. Timoteo tuvo que vérselas con hombres que querían ser maestros y líderes espirituales. Pablo los felicita diciendo que el que quiere ser líder buena obra desea (1 Tim. 3:1). Sin embargo le previno diciendo que debía asegurarse de que cada uno que quisiera servir en el liderazgo, debía cumplir ciertos requisitos. También Tito tuvo un desafío parecido. Pablo lo dejó en Creta para que estableciera ancianos en cada ciudad (Tit. 1:5). Nuevamente se ven ciertos requisitos o cualidades. Aparentemente Tito afrontó problemas más serios que Timoteo, porque habían surgido hombres que aseguraban ser cristianos pero que trastornaban casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene” (Tito 1:10). Tito no solo debía discipular y entrenar, sino “tapar la boca de los habladores de vanidades y engañadores” (Tito 1:10).

4. ES UN PROCESO CONTINUO:
Vimos que nuestra herencia espiritual puede influir grandemente en nuestro desarrollo hacia la madurez cristiana; sin embargo sin importar esa herencia, se requiere de tiempo para alcanzar a ser un hombre o mujer de Dios. Aunque alcancemos cierto nivel de madurez, conformar nuestra vida a la imagen de Jesucristo es un proceso continuo que dura toda la vida, hasta que veamos a Cristo cara a cara. Pablo experimentó lo mismo: “Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido” (1 Corintios 13:11,12)

TITO EN CRETA: Tito tuvo el mismo desafío que Timoteo. Tito 1:5 dice: Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé”; también le advierte que los líderes de la Iglesia debían cumplir con ciertas cualidades. Aparentemente Tito enfrentó problemas más graves que los de Timoteo, porque ya habían surgido hombres “que trastornaban casas enteras enseñando por ganancias deshonesta lo que no conviene” (Tito 1:11). La motivación de estos “creyentes” era el dinero. Tito no solo tenía la tarea de descubrir y entrenar hombres para que fueran fieles a Dios, también debía tapar la boca de los “habladores de vanidades y engañadores” (Tito 1:11)

EL PERFIL DE MADUREZ DADO POR PABLO:

Tanto 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-10, nos proporciona el poderoso perfil para probar nuestro nivel de madurez en Cristo. Veamos cuales son:

1.    Irreprensible (que tenga buena reputación).
2.    Marido de una sola mujer (vive en pureza moral).
3.    Sobrio (guarda equilibrio en palabra y acción).
4.    Prudente (sabio y humilde).
5.    Decoroso  (da buen ejemplo).
6.    Hospitalario (generoso).
7.    Apto para enseñar (comunica la verdad de Dios en forma sensible y   no amenazante).
8.    No dado al vino (no es adicto a ninguna sustancia).
9.    No soberbio (no es dominante ni centrado en sí mismo).
10.  No Iracundo (no da lugar al enojo pecaminoso).
11.  No Pendenciero (no abusa de otros).
12.  Amable (no discutidor, no provoca divisiones).
13.  Apacible (sensible, cariñoso y gentil).
14.  No codicioso de ganancias deshonestas (no es materialista).
15.  Que gobierne bien su casa (es buen esposo y padre).
16.  Que tenga buen testimonio (ante los incrédulos).
17.  Amante de lo bueno (persigue actividades santas).
18.  Justo (sabio, con discernimiento, sin prejuicios).
19.  Santo (devoto, consagrado y recto).
20.  No un neófito (no es recién convertido).

5. PABLO, UN HOMBRE PRÁCTICO:

Pablo no enseñaba solo teorías o hermosas palabras, sino algo claro y que DABA RESULTADO CON EL USO!! (Ejemplo de 2 gerentes que usan estas cualidades para seleccionar personal para su empresa sin conocerlas de la Biblia). Esta es la meta de cualquier creyente espiritual, para medir nuestra madurez en Cristo.

6. PERO... YO NO SOY LÍDER!!

Tal vez, cuando usted ve las cualidades mencionadas en Timoteo y Tito, piensa en las cualidades que deben tener aquellos que ocupan posiciones pastorales o de enseñanza. En realidad Pablo estaba enseñando el criterio para seleccionar hombres que ocuparían puestos de importancia porque ellos lo estaban deseando. Pero algunos de nosotros tal vez tengamos las cualidades mencionadas y sin embargo no se sentirán llamados a cumplir ese tipo de trabajo. Sin embargo esta lista debe ser la meta de cualquier cristiano. Esto nos permitirá medir nuestro nivel de madurez en Cristo.

7. PENSANDO Y CRECIENDO JUNTOS:

1) ¿Porqué algunos hombres crecen más rápido en su fe cristiana que otros, mientras otros tienen que luchar aparentemente retrocediendo tantos pasos como lo dan hacia adelante?
2)  Al observar el perfil de madurez dado por Pablo, ¿cuáles son sus puntos fuertes?
3) ¿En qué aspecto cree que necesita crecer más? ¿Puede identificar el o los factores que se lo están impidiendo?

IMPORTANTE:

Recuerde que Satanás estará observando sus esfuerzos y le murmurará al oído: “Nunca llegarás a ser ese tipo de cristiano, ya has fallado muchas veces, no hay remedio para ti, nunca dejarás de ser un creyente sin conducta pecaminosa.” Cuando él lo haga, recuerde las palabras de Santiago en 4:7-8 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”.

Escuche la voz de Dios que le dice: “Te amo sin importar lo que hayas hecho, ni en que etapa de crecimiento te encuentres, ni tus sentimientos. Yo estoy a tu lado. No te he rechazado. Eres mi hijo, puedes llegar a ser un hombre de Dios, aquí estoy para ayudarte.”

Póngase Una Meta

A continuación escriba la meta que le gustaría alcanzar como resultado de este estudio:

______________________________________________________________________________________

______________________________________________________________________________________



EN EL PRÓXIMO ESTUDIO CONSIDERAREMOS CADA UNA DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PERFIL BÍBLICO DE UN LÍDER.












 

CHAT CRISTIANO ONLINE

Sitios recomendados


clik sobre la imagen